Inicio

Uteropías es un proyecto que versa sobre la salud global de las mujeres.

Está enmarcado en el ámbito de la Salud Perinatal, trabaja en los siguientes objetivos:

  • Recuperar el conocimiento de las mujeres sobre su cuerpo, su fertilidad y su sexualidad.

  • Recuperar un estado óptimo de salud del útero: reestablecer la flexibilidad y movilidad del útero a través de prácticas de relajación y consciencia corporal. Reducir al mínimo el dolor en los procesos fisiológicos.

  • Promover el parto y el nacimiento humanizado.

  • Visibilizar la importancia de las primeras experiencias (la vida primal) en el desarrollo de la vida de las personas y de la construcción de la sociedad.

  • Rescatar el papel de la maternidad como eje del tejido social y promover iniciativas a favor del respeto al proceso maternal.

  • Promover y facilitar encuentros de mujeres centrados en la recuperación del tejido de las relaciones de apoyo mutuo.

¿cómo se hace?

Para estos propósitos se sirve de charlas y talleres vivenciales, terapias, acompañamientos en la maternidad y divulgación de información.

¿A quién está dirigido?

Está dirigido a todas las mujeres en todas las etapas del ciclo de fertilidad y toda condición ginecológica.

También a los hombres que quieren conocer más sobre su origen y sobre la vivencia de la maternidad y la sexualidad femenina.

A las familias que quieren contar con acompañamiento durante su maternidad.

Y a l@s profesionales que se dedican a la atención a la maternidad y quieren ampliar su enfoque conociendo la Salud Mental Perinatal.

¿Por qué es importante?

Es importante que las mujeres recuperemos un punto de referencia sobre la normalidad fisiológica de nuestros procesos ginecológicos, ya que por diversos motivos se han normalizado situaciones que son altamente patológicas, como el dolor crónico menstrual o el parto necesitado de alta intervención e instrumental.

El cuerpo femenino está perfectamente diseñado para llevar adelante los procesos de su sexualidad de una manera placentera. El dolor, en un cuerpo sano, visibiliza un conflicto interno o externo, al que se enfrenta la mujer a la hora de construir su identidad o adaptarse a las normas socio-culturales. A pesar del avance que creemos logrado en cuanto a la igualdad de derechos, sigue habiendo la necesidad de reconocer las diferencias y comprender lo que  lleva implícito ser mujer y desarrollar maternidades.

También es necesario un proceso de concienciación sobre la manera en que estamos interfiriendo los mecanismos que la biología ha desarrollado a lo largo de la evolución que implican la fertilidad, el parto, el nacimiento y la crianza. Es necesario comprender a la hora de intervenir, qué efecto tienen las intervenciones, pues nada de lo que sucede durante el proceso de creación de la vida humana es fortuito ni prescindible. Desde una comprensión de la psicofisiología del parto y el nacimiento, podemos paliar los efectos que tienen las intervenciones que sí son necesarias y procurar restablecer unas condiciones de partida óptimas para la diada madre-bebé.

Para tener una sociadad sana, necesitamos individuos sanos.

El mecanismo que crea la vida para perpetuarse está basado en el placer y el amor. Las criaturas aprenden el amor desde el cuerpo materno. Éste debe ser nuestro horizonte a la hora de tratar con la salud de las mujeres y la maternidad desde todos los ámbitos sociales.

wü es el sonido de lo que se alivia  ——  wupsicologia.wix.com/aliciadominguez
Anuncios

 

Durante el trabajo han sucedido acontecimientos con mi hija que yo diría que ha sido sincronía en nuestro despertar.

sincronía en nuestro despertar

Vine porque me flipa la idea de que el dolor sea algo cultural, y me molaría poderlo demostrar, y qué mejor que yo misma demostrármelo a mi.
Porque ojalá si nosotras trabajamos en esto nuestras hijas puedan ir mas allá, hasta que no haya dolor ni menstruando ni pariendo. Reunirse con más mujeres es el mejor ambiente donde poder hacerlo.
Tengo mucha confianza en que la consciencia es una gran herramienta de cambio y conocimiento. Desde que empezamos a hacer este trabajo yo siento que contraigo menos mi vientre hacia dentro, por el complejo de tener barriga, y le dejo más relajado. Esto está haciendo que el útero se relaje y que lo sienta mucho más a menudo, no solo menstruando.

me flipa la idea de que el dolor sea algo cultural